Monte 83………… El hecho de que fuera casi imposible que nevara habia relajado a los rivales de Audi que aun recordaban amargamente el serio correctivo que le había infringido en los primeros tramos la escuadra de los cuatro aros con un menudo finlandés llamado Hannu al volante tan solo un año atras.

Era un Montecarlo sin nieve y con poca agua, carreteras de asfalto bueno, en solo 12 meses las cosas habían cambiado mucho,  Audi había reventado sus coches de test desde final de temporada para llegar con coches fiables y evolucionados al campeonato ya como Gr.B , para Montecarlo se estrenaban muchas mejoras en cambio suspensión y motor y además lo hacían con los nuevos compuestos de Michelin especialmente diseñados para sus coches, el ego alemán henchido por su mala memoria no recordaba el sinfín de averías que soportaron la temporada anterior y la preparación de esta les hacía creerse intocables.

Por otro lado el aspirante, Lancia, había alineado dos esplendidos 037  con dos pilotos de pura raza al volante el recién estrenado campeón del mundo Rohrl y el eterno sub-campeón del mundo Alen que conformaban un magnifico equipo para intentar dar guerra a los temibles Audi.

Lancia con unos coches muy jóvenes y sin ninguna experiencia ni evolución impusieron desde primer momento y gracias al cielo, un impresionante ritmo que no pudieron aguantar los Audi que solo se limitaban a mirar al cielo y pellizcarse por si estaban soñando,  exasperados por que el deseado elemento blanco no aparecía y sin él todo el circo que habían montado al respecto de la tracción se iba desvaneciedo como el hielo en verano.

La nieve no llegó, la fidelidad a un concepto tradicional trasera llevado con pasión inteligencia y sabiduría a su máxima expresión dio su resultado y Rohrl endosó al final del rally 12 preciosos minutos al primero de la escuadra teutona que no era otro mas que el entrañable Blomqvist, 12 minutos que cayeron como una losa en la moral de Audi que veía como la propaganda y promoción de su tracción total le daba de lleno en toda la boca al evidenciarse que ni los test ni el presupuesto ponían remedio al rumor de que algo se había hecho mal, nadie entendió en el consejo de administración como en el rally Montecarlo, el rally paradigma de las bondades de la tracción total y donde todo comenzó tan solo un año atrás,  una marca italiana le había dado tan fuerte y donde más dolía, esos pequeños hombres del sur, esos cetrinos mediterráneos, esos mismos les había dado un correctivo muy muy serio y para mas inri con un alemán a los mandos. Alguien maldeciría mil veces al cielo desde Ingolstadt cuando tan solo dos días después del final de la prueba cayo una nevada de mas de 4 dias seguidos que aun se recuerda por los valles del Principado, los astros estaban con Lancia …..los dioses seguramente también, los aros ya no parecían tan grandes, sin embargo “il elifantino ale  galoppo”  se había hecho monstruoso ese que adornaba con las siglas HF  las aletas delanteras del magnifico Faralone, ese mismo elefante había resurgido en aquel rally como un fantasma para alzar hasta el olimpo a su escuadra, enfatizando con ello el significado oriental de su figura que no era otra mas que la representación de la victoria y eso ni mas ni menos era lo que había hecho Lancia ganar

Quizas alguien en Ingolstadt con mas seso que orgullo vio nítida la jugada, y entendió que el camino lo había marcado Limone con una disposición motor central , ese mismo debió de ver nítidamente que con la disposición de motor de Audi colgado por delante del eje delantero no se llegaría nunca a buen puerto, seguramente pensó que si un trasera central había hecho tambalear al gigante de la propaganda  ¿Qué haría pues un coche motor central y tracción total con ellos? La respuesta era fácil……..Papilla con 4 aros como adorno, alguien, ese mismo alguien que lo vio venir decidió empezar a desarrollar  lo que a lo largo de muchos años fue el secreto mejor guardado de la marca alemana, el Audi Quattro motor central, que hubiera sido sin ningún género de duda un coche infinitamente más competitivo que lo que vino después.

Al mismo tiempo en Francia un pequeño copiloto llamado Jean Todt, zorro astuto de los rallys, vio aun con más nitidez la jugada y fue capaz de convencer a el duro consejo de administración de Peugeot que acababa de salir prácticamente de la ruina con la fabricación del magnífico 205 , para que hicieran una inversión sin precedentes en el departamento de competición , para con ello ensalzar aún más el valor intrínseco de la marca del león y de paso sus ventas en todo el mundo, los franceses anduvieron más listos y renunciando a la disposición delantera del motor pese a no haber construido jamás un coche con motor central y guiados por el joven pero prometedor talento de Todt construyeron lo que sin duda es hoy  uno de los mejores coches de rallyes de la historia el T16.

La victoria en Suecia, donde los 037 por motivos obvios no acudieron, relajo los esfínteres de la cúpula de Audi Sport, la victoria incontestable de Mikola , solo ensombrecida por el segundo puesto a tan solo un minuto de un inconmensurable Blomqvist que con un 80 quattro atmosférico estuvo a punto de ganar el rally con casi los mismos scratches que Mikola,  que le dio el punto de color al rally junto con el épico rally de Grundel que con un Golf GTI mk1  se metio quinto absoluto. Seguramente habría que preguntarle al bueno de Stig por que en los últimos tramos su ímpetu decayóde forma tan evidente, aunque seguro todos conocen la repuesta.

Llego Portugal y el fantasma apareció de nuevo, los coches de Martini volvían a escena, la pregunta estaba en el aire ,¿serian los 037 competitivos en tierra?  La respuesta fue otro severo varapalo para Audi ya que aquellos molestos italianos les apretaron bien las tuercas quedando terceros a tan solo un minuto del segundo y dos del primero,  muchos alemanes del equipo Audi se rascaba la cabeza y se hacían la misma pregunta ¿Qué pasara cuando estos italianos monten la tracción total?

Kenia fue Kenia….. un rally de resistencia donde por fin Audi consiguió acabar aunque no ganar, lo hizo Vatanen con un Ascona 400.

Vino Corcega, asfalto bueno y seco y de nuevo aquellos molestos italianos le vendrían a importunar. Pero no fue así, fue mucho peor aquellos pequeños italianos les metieron mas de 8 minutos al mejor de los Audi con un magistral Rohrl y Alen que hicieron entre los dos el 90% de los scratches del rally amen de un magistral Andruet que hizo 5. ¡Menudo palo!. Todo volvía a tambalearse, pero tenían que estar tranquilos volvía la tierra , venia Grecia con tramos muy rotos donde aquellos coches italianos seguro fallarían y la superioridad de la tracción les haría vencer al igual que Portugal……….!que equivocación mas Grande¡

En Grecia a pesar de que Mikola mandara el rally desde el principio, la falta de fiabilidad hizo que los técnicamente perfectos coches alemanes rompieran un manguito de presión de acite en el tramo 37de 45 totales , la conclusion los Lancia que no rompían pese a haber sido estrenado esa misma temporada fueron primero y segundo.

Una de cal y otra de arena , en nueva Zelanda Audi se lució con tres abandonos y los Lancia volvieron a ganar, aquello fue un auténtico desastre para los intereses de los alemanes, en Argentina lo enmendaron con 4 coches en los 4 primeros puestos, donde ciertamente los Audi fueron por muchos motivos muy superiores, aunque Rohrl con buen criterio no quiso participar, para seguramente preparar bien el mil lagos.

En el 1000 lagos los Audi ganaron aunque por una renta inferior al minuto, los 037 se habían convertido en los auténticos matagigantes, las evoluciones no solo los hacían mas potentes sino y sobretodo mas rápidos en tierra donde el nivel de tracción de este magnifico dos ruedas motrices ponía casi siempre contra las cuerdas a los audi tracción total.

Llego San Remo y con el rally, la “vendetta” cuatro 037 en la cinco primeras plazas, y el pódium al completo…….y en tierra!!!!!, los ingenieros de Audi no daban crédito, cuando casi 15 años mas tarde Blomqvist en una prueba de uno de los magníficos 037 pintados de Martini lo condujo en tierra de forma de exhibicion al bajar comentó “ahora lo entiendo todo, absolutamente en todo”.

El Ivory  era el rally de Toyota, y los japoneses no hicieron otra cosa mas que darles la puntilla por la cual Audi  decía adiós al campeonato de marcas pese al segundo de Mikola y al mismo tiempo sentenció el de pilotos a favor de Hannu por la falta de concurrencia de Rohrl , saber de lo que iba a pasar en el RAC ya no iba a ser trascendente ni para el campeonato de marcas ni para el de pilotos, sorpresivamente Lancia tampoco acudió al RAC ya que después del Ivori era campeon de marcas, pero ponerle el campeonato de pilotos en bandeja a Mikola y su Audi, nunca pareció tener mucho sentido.

En resumen Audi 12 participaciones 5 victorias……. Lancia 7 escuetas participaciones (Rohrl solo 6) y 5 victorias y un campeonato de marcas que a todas luces merecieron pese a participar tan solo en la mitad de rallys que la competencia.  Audi finalmente perdió un campeonato de marcas que no merecieron nunca  ganar  y consiguió uno de pilotos que merecían perder ya que la sombra de la no participación de Rohrl en la dos últimas pruebas siempre sobrevoló sobre las cabezas de los gerifantes de Audi, en especial teniendo en cuenta que antes del Ivory , Rohrl era líder del campeonato por mas de 7 puntos .

Nunca sabremos si el hecho de que la firma por dos temporadas de Walter con Audi para los años venideros seguramente por mucho mas dinero del que hubiera soñado nunca jamás y seguro del que cobraba de Lancia, fue el motivo real por el que dejo pasar el campeonato del mundo de pilotos del año 84.

Mientras tanto las tres unidades de el quattro motor central seguían escondidas en alguna nave de Ingolstadt , seguramente  la estricta norma teutónica, la falta de humildad, la ausencia total de autocrítica y algún soplagaitas del departamento de marketing que entendía que los coches debían ser lo mas parecido posible a los de calle, les llevo a perder el campeonato de marcas del 84 y a “ganar” el de pilotos  supuestamente con la ayudita que supone torcer voluntades a golpe de talonario.

Sorpresivamente todo aquello que era muy muy evidente, no le hizo retroceder en lo erróneo de su concepto ni un ápice a Audi y siguieron desarrollando lo que seguro muchos de ellos ya sabían que no podría nunca funcionar, mientras tres grandes aparatos, tres autenticos patas negras,  coches que sin duda hubiera cambiado el curso errático de la marca seguía olvidados en algún hangar, esos mismos que sin duda le hubieran dado la gloria.

 

Continuará ...